Historia Lista Blanca

La CGT "de los Argentinos"

En esta oportunidad, les contamos la historia de la CGTA: foco de resistencia de la dirigencia sindical de Vandor y semillero del “Cordobazo”.

Confederación General de Trabajadores “de los Argentinos”: Central sindical nacida el 28 de Marzo de 1968 como resultado del congreso normalizador de la CGT “Amado Olmos”. (ONGARO, Raimundo, “Ongaro hace y dice”, tercera edición 1999, Buenos Aires, página 10).

El 24 de Enero de 1968 cinco dirigentes sindicales (Rogelio Coria, Juan José Taccone, Adolfo Cavalli, Paulino Niembro, y Ángel Peralta) se entrevistaron secretamente en la residencia de Olivos con el general Onganía a fin de estrechar la colaboración obrero-gubernamental. Ante la trascendencia que tomaron la versiones, la CGT debió dar un comunicado recién diez días después, pero sin censurar a sus dirigentes. Semanas más tarde, las entrevistas en Olivos eran concurridas y menos secretas.

La colaboración despertó indignación en extensos estratos dirigenciales intermedios, que en Marzo de 1968 concurrieron al congreso de la CGT con el ánimo justamente alterado. Fue tan adverso el clima del congreso que ni los mismos directivos que lo habían convocado concurrieron a dar explicaciones. Vandor, Framini, Coria, Prado, Taccone, Alonso, March, Pomares, Izzeta, Cardozo y Cavalli realizaron varias reuniones a puertas cerradas, pero no se presentaron, tratando de provocar su postergación. Habiendo quórum, el congreso sesionó y eligió una nueva dirección, encabezada por Raimundo Ongaro y se pronunció por “una CGT única, libre e independiente de sectores extraños a los trabajadores, que no renuncie a la autodeterminación”, lo cual era un abierto desafío a las prácticas colaboracionistas.

La dirección surgida en Marzo de 1968 se formó así: Raimundo Ongaro (gráficos); Amancio Pafundi (UPCN); Patricio Datarmini (Municipales); Enrique Coronel (La Fraternidad); Julio Guillán (Telefónicos); Benito Romano (FOTIA); Ricardo De Luca (Navales); Antonio Scipione (Ferroviarios); Pedro Avellaneda (ATE), Honorio Gutiérrez (UTA); Salvador Mangaro (Gas del Estado); Enrique Bellido (Ceramistas); Hipólito Ciocco (Empleados Textiles); Jacinto Padín (SOYEMEP); Eduardo Arrausi (Viajantes); Alfredo Lettis (Marina Mercante); Manuel Veiga (Edificios de Renta); Floreal Lencinas (Jaboneros); Antonio Marchese (Calzado) y Félix Binetti (Carboneros).

La dirección preexistente de la CGT no reconoció la validez del congreso y, en una reunión del 5 de Abril de 1968, resolvió sancionar a los gremios que participaron en él. De esta manera quedaron, de hecho, dos CGT: la opositora, que estableció su sede en la Federación Gráfica y por ello se llamó CGT de Paseo Colón, y la oficialista, que con el apoyo del gobierno militar mantuvo la sede central de la calle Azopardo. (CORREA, Jorge, “Los Jerarcas Sindicales”, Editorial Polémica, Buenos Aires, 1972, páginas 40 y 41).